Nuevo compuesto podría ser efectivo contra el cáncer de mama

 

Un nuevo compuesto parece impedir un proceso que aviva el cáncer de mama en ratones, un descubrimiento que podría tener implicaciones en el tratamiento de una serie de tipos de cáncer.

En la parte superior de un cortocircuito en la proliferación de células cancerosas, un nuevo agente que los investigadores llamaron Fasnall también contribuye a la muerte de las células cancerosas existentes, según informan científicos de la Universidad Estatal de Ohio y la Universidad de Duke, en Estados Unidos.

Los ratones inyectados con Fasnall sobrevivieron durante un promedio de 63 días, más del doble del tiempo de vida de los ratones en el grupo de control. Después de tres semanas, los tumores en los roedores que recibieron Fasnall eran de alrededor de dos tercios el tamaño de los del grupo de control, destacan los investigadores.

Cuando los científicos trataron Fasnall junto con el medicamento de quimioterapia con carboplatino, vieron que los tumores se redujeron y aumentó la supervivencia más que con cualquiera de los agentes solos por sí mismo.

El estudio se centró en los ratones con cáncer de mama HER2 positivo, que es responsable de uno de cada cinco diagnósticos de cáncer de mama en las mujeres.

Sin embargo, debido al papel crítico de una enzima llamada ácido graso sintasa en una variedad de cánceres, este trabajo podría tener implicaciones mucho más amplias, según el profesor asociado de Microbiología e Inmunidad de la Universidad Estatal de Ohio Jesse Kwiek.

Fasnall inhibe la actividad normal de ácidos grasos sintasas, que regulan el crecimiento y la proliferación celular. “Las células tumorales son muy dependientes de esa enzima como fuente de combustible para la supervivencia –dijo Haystead–.

Si se da en el clavo de este objetivo, se golpea de manera selectiva el tumor en lugar de las células normales. Y no sólo se puede matar de hambre a la célula tumoral, sino también desencadenar cambios que convencen a la célula de matarse esencialmente a sí misma”.

Los científicos que exploran oportunidades para cerrar las puertas al crecimiento del cáncer, han sabido durante algún tiempo que muchos tumores sólidos dependen de la ácido graso sintasa.

El descubrimiento surgió de un esfuerzo para buscar nuevos tratamientos para el cáncer y el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). La ácido graso sintasa se rompe por Fasnall, que juega un papel en ambas patologías.

El equipo de investigación aún no ha publicado los resultados de su trabajo sobre el VIH. “El cáncer es la división celular incontrolada y la ácido graso sintasa ayuda a hacer que las materias primas que componen las células se dividan”, relata Kwiek.

Al parecer, la dosis puede aumentarse de la cantidad utilizada en esta investigación y podría producir resultados más fuertes. No obstante, Fasnall necesita más pruebas en animales antes de que pueda emplearse en estudios en humanos, según los investigadores.

Con información de Europa Press.

¿Te parece útil este artículo? Coméntanos y compártelo en tus redes sociales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s